LOS CONQUISTADORES SE LA LLEVARON TODA, por Milagros Pereda Vionnet

… y River Plate le ganó a Boca Juniors la final de la Copa Conquistadores de América, jugada en el Estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid CF. Se hicieron presentes las hinchadas de los finalistas, compuesta por cosmopolitas apasionados por los colores de las camisetas apadrinadas por Qatar Airways y Huawei. La cadena FOX televisó para las compañías de cable de los países que pagaron millones por sus derechos. El diario El País calculó que el evento le dejó a Madrid 42 millones de euros. Los clubes participantes del certamen se repartieron 104 millones de dólares, de los cuales los finalistas embolsaron el 20% de esa cantidad. Antes del show, el plantel de Boca Juniors puesto a disposición estaba tasado en 115 millones de euros y el de River Plate en 75 millones de euros, las estimaciones posteriores elevaron la cotización de sus jugadores a cifras nunca antes alcanzadas. La reventa de entradas para presenciar el partido fue calculada en más de 5 millones de dólares. Con estas cifras, que ciertamente no son las reales sino las que podemos conocer googleando un poco, con más las que podemos suponer que corre en el lado oscuro de los negocios, fácilmente es posible estimar, con miedo de quedarnos muy cortos, en 500 millones de dólares la jodita deportiva, es decir en diez veces más de lo que el FMI le prestó a la Argentina para que no quiebre y caiga en una hecatombe económico financiera como en el año 2001.

A esos hinchas (en este caso de River, podrían haber sido de Boca o de cualquier otro club de negocios) que no  pudieron comprar una puta entrada o  ni siquiera ver en directo ese partido de mierda y ahora gritan como imbéciles desaforados ¡ganamos!, a esos pelotudos yo les pregunto: ¿están seguros?

Milagros Pereda Vionnet