Elecciones en EEUU: el mayor show político de la Tierra, por Michael Meurer

 Michael Meurer sostiene que el show electoral norteamericano parece tener un único objetivo: “mantener la ilusión de que EEUU es un faro brillante de democracia vibrante”. Pero no es gratis, “viene acompañado en la forma de un declive de la civilización”. En estas líneas publicadas en Montevideo Portal, nos aproxima a una mirada que interpela a una sociedad entregada y sometida al mayor show político de la tierra.
El mayor show político de la Tierra

“¡Adelante, damas y caballeros! Están a punto de presenciar una campaña como ninguna otra en la Tierra, un espectáculo electoral de 5 mil millones de dólares que lo dejará sin aliento, un acto en la cuerda floja exasperante, un show freak en el que la propia civilización hace equilibrismo sin una red de seguridad. Compre sus boletos a los pregoneros del carnaval que están a la izquierda o la derecha”.

Este es nuestro carnaval político actual. Sabemos que es un desastre, pero el resultado de la elección ayer no complace a nadie. No terminó el carnaval ni curó el cáncer subyacente del absolutismo tribal en la política, y el espectáculo de la campaña presidencial de 2020 comenzará mañana.

Trump y lo carnavalesco

Es irónico que el filósofo social ruso Mikhail Bakhtin describiera a la perfección la cultura que rodea a Trump hace más de 60 años, en su análisis de lo “carnavalesco”.

“El carnaval es un momento [cultural] en el que todo está permitido. Ocurre en la frontera entre el arte y la vida y toma forma de acuerdo al patrón de juego. Está marcado por muestras de exceso y de lo grotesco. Es un tipo de actuación comunitaria sin límites entre los artistas y el público, que muestra la naturaleza relativa de todo lo que existe “.

¡Está describiendo un acto de Trump! Bakhtin exaltó el poder social terapéutico del carnaval para liberar a los prohibidos y suprimidos. El problema, por supuesto, es que las acciones políticas tienen consecuencias reales. No todo es relativo ni todas las noticias son falsas.

Donald Trump no creó la sociedad en la que ha surgido el desquiciado carnaval político de hoy, pero sus instintos de charlatán catalizaron un deseo latente de cambio en un espectáculo en curso, sacando a relucir los instintos primarios.

A falta de alternativas reales, la costosa política del espectáculo y el carnaval se han salido trágicamente de control.

De los chamanes a los científicos, una nueva visión de la política

No pretendo tener una solución simple. Sin embargo, durante el ascenso de Trump he estado viajando y estudiando las innovaciones políticas exitosas en todo el mundo (a mi costo), a menudo en países que han superado una disfunción política peor que la de los EE. UU.

Desde científicos de datos en Europa y EE. UU, que utilizan poderosos mapas sociales de código abierto para conectar iniciativas ciudadanas, hasta ancianos chamánicos que reviven antiguas tradiciones de construcción de comunidades entre los jóvenes de América del Sur, el mundo está lleno de emocionantes modelos cívicos alternativos y magia política más que suficiente para contrarrestar las políticas vacías del carnaval.

Creo que una parte de la solución es hallar y conectar los innovadores más efectivos con alumnos y ciudadanos a través del mundo, para compartir y agregar modelos exitosos por fuera del carnaval de la política.

Michael Meurer es el fundador de Reimagining Politics, un proyecto que ofrece experiencias educativas únicas en universidades, organizaciones cívicas, ONG y agencias de gobierno de todo el mundo, enfocándose en la reinvención de la vida cívica. Michael es además presidente de Meurer Group & Associates, una consultora estratégica con oficinas en Los Ángeles y Ciudad de México. Más sobre su proyecto puede verse en este enlace. Sus boletines pueden leerse aquí.

Publicado en Montevideo Portal