¡Este país es de carneros!

“Esta revolución no parece de hombres, sino de carneros”, le dijo el general San Martín a varios oficiales, entre los que se encontraba quien luego fuera el General Paz.
 
Corría el año 1814 y don José estaba enojado porque no se declaraba la independencia. Ese mismo día, un peón de la hacienda se le vino quejar porque el mayordomo, que era español, le había dado unos golpes supuestamente por no cumplir con su tarea. Enfurecido el General San Martín bramó: “¡Qué les parece a ustedes, después de tres años de revolución, un maturrango se atreve a levantar la mano contra un americano!”
 
Imagínense lo que el general San Martín le diría a Macri al ver que sus granaderos son obligados a portar la bandera española.
Sergio Carciofi