Jimena Aguilar al trote

Fui a ver la última obra de Jimena Aguilar, una joven dramaturga, directora, actriz y música que sin prisa (o más o menos) y definitivamente sin pausa no deja de producir y llevar a escena nuevas propuestas. El pasado viernes 17 de febrero estrenó en el teatro El Camarín de las Musas, de la ciudad de Buenos Aires, Trotar, pastar y dormir (Mención honorífica Premios Artei 2016). La publicidad solo nos adelanta lo siguiente: “En una ciudad nevada, tres hermanos esperan el llamado de una mujer esquiva. La novia de uno de ellos se sumará a la espera y a la incertidumbre. Llevan con ellos una caja multicolor, un florete de esgrima, la angustia por una muerte reciente y la ansiedad hacia lo desconocido por venir. Todo desde un singular cuarto de hotel.”
Se trata de una historia que podríamos categorizar como comedia dramática, llena de interrogantes que se van develando poco a poco. Hace falta un espectador paciente y activo, curioso pero no ansioso, para descubrir qué hay detrás de cada uno de esos elementos, por qué están allí y cómo se entrelazan con los diferentes conflictos que se van desarrollando.
En cuanto a temas, la obra transita por problemas y estados de ánimo críticos, desde el punto de vista de la generación de los veintipico: las pérdidas, el futuro, la frustración, los celos, la autonomía de los mayores, la aceptación de los otros.
Me gustó la musicalización en vivo, con guitarra eléctrica, a cargo de la directora. También el manejo del suspenso y de los tiempos (con pocas distorsiones del orden cronológico, pero bien ubicadas y efectivas). Y me gustó mucho cómo los personajes se fueron modificando, ensuciando a lo largo de esa tensa espera.
C.K.

Viernes 23 hs
El camarín de las musas
Mario Bravo 960
Entrada: $200 /$150
2 X 1 con Club La Nación
Reservas 4862-0655 / www.elcamarindelasmusas.com